jueves, 25 de agosto de 2016

“LEY 12.322: PONERSE DE ACUERDO PARA BENEFICIAR A LOS HABITANTES DEL SUDOESTE”

Por el licenciado Carlos Dana.

Licenciado Carlos Dana, FR Tornquist
La ley 12.322, aprobada por la Cámara de Diputados, cuyo proyecto incorpora al distrito de Villarino al Area Patagónica Bonaerense con todos los beneficios impositivos y crediticios que esto conlleva, surge del consenso de la diputada del Frente Renovador, María Marta Corrado, con legisladores de Cambiemos, como el diputado Marcelo Dalleto y, por supuesto, representantes del Ministerio de Economía de la provincia de Buenos Aires.

Ahora el senador y el intendente de Puan junto al alcalde de Tornquist deberían gestionar -porque son además de su mismo signo político (Cambiemos)- para incorporar a los cuarteles 3,4,5 de Tornquist y del 5 al 11 de Puan a la presente ley, ya que los cuarteles mencionados forman parte de la ley 12.323 (Zona Austral Desfavorable), de donde se sacó a Villarino para que tenga los beneficios citados.

Gustavo José Bevilacqua
Diputado Nacional
En síntesis, en vez de anunciar que "no va a votar la ley en el Senado de la provincia"; Horacio López, que justamente es senador desde hace muchos años y no un ciudadano de a pie, debería convencer a sus pares de Cambiemos que sumen a los cuarteles citados y no operar para sacarle beneficios a productores que ya los han logrado.

Quiero informar, además, que en la Cámara de Diputados de la Nación se encuentra en comisión el proyecto 1409-D-2016 que reprodujo el diputado nacional nacional Gustavo Bevilacqua (FR), por el que se incluye a Villarino y los citados cuarteles de Tornquist y Puan al Area Patagónica Bonaerense.

María Marta Corrado
Diputada Provincial
Se trata de resolver los problemas de los productores y habitantes de zonas desfavorables, entendiendo los dirigentes políticos que no se trata de lucir réditos personales, sino de ponerse de acuerdo para beneficiar al SO bonaerense en el cual todos vivimos. Por ello, seamos amplios en el debate; dejemos los egos de lado; y luchemos todos juntos por medidas que alienten el trabajo y la producción.

Licenciado Carlos Dana
Frente Renovador Tornquist

viernes, 12 de agosto de 2016

MABEL, LA MÁS BONITA SIEMPRE…

No fue ni modelo ni actriz, tal como han interrogado quienes vieron otras fotos suyas, en los últimos 14 meses. Sí fue la belleza, de joven y después, que me acompañó durante un poco más de 50 años, desde el 5 de febrero de 1965 y hasta el 12 de junio de 2015, cuando se fue al cielo que tenía prometido.

Fue la mamá de nuestros 5 hijos, motivo de orgullo para ellos; y la abuela de Renata y Diego, sus nietos, que supieron, felizmente, de todo su cariño. Dedicó enteramente su vida a nuestra “pequeña familia”.

Mabel se fue a sus 78 años, vividos enteramente para nosotros, los suyos propios; y por eso está, hasta el fin de los tiempos, y esperando la vida eterna, en nuestros corazones.


Como en todos y cada uno de los días, la recordaremos hoy, también, en la misa de las 6 y media de la tarde, en nuestra querida parroquia Santa Teresita del Niño Jesús.

Luis María Serralunga

jueves, 11 de agosto de 2016

EN EL DÍA DE SANTA CLARA DE ASÍS

Sobre una distinción anual a periodistas.

Este jueves (11), en éste como en todos los años, el santoral de la Iglesia Católica, Apostólica y Romana marca que es el día de la festividad de Santa Clara de Asís. Hasta allí, seguramente, no importa nada como no sea –y se hará seguramente en los oficios de la jornada– resaltar las virtudes que la llevaron a los altares.

Queremos, no obstante, “adentrarnos”, un tanto (porque las cosas hay que decirlas alguna vez… y a quien le caiga el sayo que se lo ponga) en un tema mucho más profano, si se quiere rotularlo de alguna manera.

¿De qué hablamos?.

Vamos por partes, tomando, de la red de redes, una definición: el premio Santa Clara de Asís es una distinción de la Liga de Madres de Familia que galardona a medios de comunicación social y a profesionales actuantes en los mismos, que se hayan destacado por «la difusión de valores intelectuales, morales y estéticos en la promoción y defensa de la dignidad de la vida humana, el matrimonio, la familia, la educación y la cultura».

A eso pretendíamos referirnos, aun sin desechar la posibilidad de que se busque encasillar lo que apuntamos, en algunas de las ramas de la comunicación de la que los menos advertidos pretendan excluirnos.

Sabemos, simplemente por las crónicas (hayan sido éstas, gráficas, radiales o televisivas) que por estos lados hace algunos años que se entregan las estatuillas que representan a la distinción.

Por lo común (en algo podemos equivocarnos, pero no mucho)  y por lo general, la Liga Arquidiocesana de Madres de Familia (que por su extensión, “debería”, cuanto menos, “echar un vistazo a la región) ha puesto “sus ojos” en gente de algunos medios en particular.

Que pueda saberse, e ignoramos en base a qué informes se selecciona a un postulante anual, nunca se ha prestado atención a algo que no sea de “notoriedad”.

No ha importado demasiado cuánto de los valores promovidos,  los elegidos han pregonado en sus notas, comentarios y reportajes.

Tampoco ha importado que se haya sido consecuente en el esfuerzo, ejerciendo el periodismo en todos los ámbitos: en la “gran ciudad” que parece acapararlo todo; en distritos vecinos; en pueblos muy chiquitos en su dimensión demográfica; e incluso en lugares apartados, donde algo (mucho, poco) se ha hecho en el inexorable paso de los años.

Por una vez, hartos ya (y seguramente esa es una “virtud” que nos excluiría) de tanto menosprecio, queremos apuntar algo.

Iniciados “oficialmente” en mayo de 1957, pero mucho antes en medios de pequeño volumen de la ciudad (los diarios vespertinos de época, por caso), hemos llegado, virtualmente, a las seis décadas de trabajo periodístico. Por si acaso, fundamentalmente, lo hicimos en la gráfica (seguimos ahora en internet), pero unos cuantos años en radio; y también, por imperceptible que haya sido, en televisión, años ha.

Exceptuando unos 15 años, que fueron desde el ’57 al ’72, y en los que tuvimos vinculación directa con el medio que hasta hace poco fue diario, el largo itinerario recorrido nos llevó por LU7 Radio General San Martín, LU3 Radio del Sur; y Canal 2 de BVC (cuando esta empresa hacia sus primeras incursiones aquí). Estuvimos, por un par de años, ejerciendo la jefatura de redacción de un diario patagónico (de Trelew), en las tierras de los sueños de Don Bosco. También lo hicimos, brevemente, en la capital neuquina.

Un altísimo porcentaje de nuestra labor, la encaramos totalmente “a riesgo”.

Hicimos Diario Villarino de Médanos (hoy vigente a 46 años de su creación); Diario Tornquist; La Noticia de Punta Alta; La Semana de Saavedra; Pregón de Ingeniero White; Semana Deportiva aquí (1974); Diálogo (con todos), también en Punta Alta; y desde el 2001, primero en papel y ahora en la web, La Trastienda de Bahía.

Tenemos señalado (y pronto se cumplirán 30 años) que consideramos nuestra más recordada alternativa personal la cobertura de la visita del Sumo Pontífice, Juan Pablo II (hoy santo) a nuestra ciudad el 7 de abril de 1987.   

Pero, a lo largo de los años, en infinidad de reseñas, comentarios y reportajes, procuramos difundir todo aquello que ha tenido que ver con la excelsa misión de la iglesia y sus pastores.

No hicimos, por cierto, más que cumplir con aquello que entendíamos un servicio y casi una obligación en relación a nuestra manera de pensar y hacer.

Nunca nos postulamos (hay quienes lo hace con frecuencia) para ningún premio. Pocas semanas atrás, por vez primera, se distinguió nuestra “trayectoria” (así lo expresaron), desde el Centro de Estudios y Difusión de la Cultura Popular Argentina, en el transcurso de las Jornadas Gardelianas de junio pasado. Es un reconocimiento que agradecemos y que valoramos profundamente.

Nos queda preguntarnos, eso sí, con qué punto de referencia (no pretendemos saber quiénes son los asesores en la materia) la Liga Arquidiocesana de Madres de Familia de Bahía Blanca postula a alguien “de por aquí” para recibir el premio anual.

¿Qué 60 años no son nada?, puede ser. Nosotros los vivimos haciendo periodismo. Santa Clara de Asís, ruega por nosotros.

Luis María Serralunga 

jueves, 4 de agosto de 2016

EL DÍA DEL PÁRROCO, SEGÚN PASAN LOS AÑOS…

De Juan Mesquida a Roberto Buckle, en Santa Teresita del Niño Jesús.

Padre Roberto Buckle
Hubo momentos, en nuestra vida, en que la parroquia –y hablo de la siempre querida de Santa Teresita del Niño Jesús, primero en calle Berutti 343; después en Villarino 460- fue  mucho más que nuestra segunda casa. Fue el segundo el segundo hogar, estrechamente al de nuestra familia.

En la escuela, de chicos y un poco más, pasábamos cuatro horas diarias, de lunes a viernes, con el separador de los días feriados o las festividades litúrgicas que, antaño (me refiero a los años ’40 y ’50 del siglo que se fue) se celebraban tanto o más que las fiestas nacionales.

En cambio, en la parroquia, fundamentalmente en la casa aledaña al templo de La Inmaculada, primera sede, en que seguimos el culto cotidiano durante casi 15 años, pasábamos largas horas de cada jornada. En vacaciones, salvo que se viajara, de la mañana a la noche.

Por aquellos entonces, la figura del padre Juan Mesquida, el primer párroco,  se nos aparecía como aquel ángel tutelar que guió nuestros pasos en la fe; y que, incansable como era, acompañó con su presencia y su entusiasmo todas y cada una de las actividades que fuimos desplegando, como monaguillos, que lo fuimos, o como aspirantes o jóvenes de la Acción Católica, la principal asociación de apostolado laico de aquellos tiempos.

Un buen día, y era mayo del ’59, después de 22 años a cargo de Santa Teresita y tras el profundo desvelo por el nuevo templo que soñaba y alcanzó a “disfrutar” apenas por dos calendarios, el corazón del buen padre Mesquida, cansado de trajinar, escuchó el llamado del Señor; y él se fue a gozar de la Gracia Eterna que tenía prometida.

Dejó la estela perdurable de su fe, su devoción y su trabajo incesante, atendiendo pastoralmente a lo que, siempre, la familia parroquial, la suya.

Padre Juan Mesquida
Sin conocer demasiado, en detalle, la persona de San Juan María Vianney, la asociamos, siempre, con la del padre Mesquida. Nos quedó grabada, sí, la lucha constante; los “sermones” encendidos; la pasión, bien entendida, puesta en la formación de su seguidora feligresía. De su fervor, se nos presentan a menudo los ejemplos que marcó para seguir: Santa Teresita, San Luis y Santa María Goretti; con más la ferviente devoción a la Virgen de Fátima.

Pasaron los años, a veces más cerca y un tanto más lejos, pero volviendo siempre, para observar y seguir la misión del padre Bosetti primero, brevemente; y del padre Jorge, por muchos años, después. Al padre Koening lo señalan, los recuerdos, como un celoso y profundo seguidor de la liturgia, como complemento de la fe y la frecuente asistencia de los sacramentos. 

Y llegó un momento, hasta de cambio podría decirse, en que la parroquia de nuestros años niños y jóvenes, quedó en manos del padre Roberto (Buckle), curita joven -¿será apropiada la definición?- que trajo el impulso de los nuevos tiempos.

Sin dejar de lado la senda marcada por sus antecesores, él ha trasformado Santa Teresita. Lo hace con un carácter afable, que ha cautivado al punto de colmar, felizmente, el enorme ámbito de aquel templo que fue construido con el permanente respaldo de los parroquianos de las primeras épocas, guiados por el padre Mesquida.

Es una mínima particularidad, pero Roberto encaró, con fuerza, la transformación de esa iglesia que vimos crecer, ladrillo a ladrillo, en nuestra juventud. Y como aquella de la resplandeciente capilla de La Inmaculada, Santa Teresita, ahora luminosa, luce como ejemplo de lo que es la familia parroquial, en la que todavía “sirven” fieles de las primeras décadas.

Al padre Roberto le “asiste”, aunque parezca un contrasentido, la responsabilidad de extender su labor apostólica, con la incesante proyección que “su” parroquia, la nuestra de toda la vida, tiene hoy en día y tendrá acrecentada al paso de los años.

Felizmente, el espíritu de Roberto le acompañará en su ímproba tarea de todos los días. Lo guía la protección del Señor. Entonces, nada le faltará.


Lo saludamos entrañablemente, en la festividad del Santo Cura de Ars.

jueves, 28 de julio de 2016

MARÍA EUGENIA VIDAL SE REUNIÓ CON EL INTENDENTE DEL PARTIDO DE PATAGONES, JOSÉ LUIS ZARA


La Plata, 28.- La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, se reunió esta tarde con el intendente del partido de Carmen de Patagones, José Luis Zara, en el marco de los encuentros individuales que mantiene con jefes comunales de todo el territorio bonaerense.

La reunión se produjo en la Casa de Gobierno de La Plata, con la participación del subsecretario de Gobierno y Asuntos Municipales, Alex Campbell.

Al finalizar la reunión, Campbell manifestó que "reconocemos el esfuerzo del intendente para llevar soluciones a los vecinos de Patagones y planificar obras no sólo para este año sino para los próximos cuatro, trabajando en conjunto con la Provincia y la Nación. No tengo dudas que va a tener una gestión muy exitosa".

Además remarcó que "junto a la gobernadora hemos recorrido casi la mitad de los municipios de la provincia para charlar con los intendentes y los vecinos sobre las problemáticas de cada distrito".

En tanto, Zara sostuvo que "es un gusto reunirse con la gobernadora y tener la posibilidad de hablar sobre las necesidades de Patagones. También valoro el gran acompañamiento de sus funcionarios en el día a día, siempre nos han dado una respuesta".


A su vez, el intendente destacó que "el fondo de infraestructura nos da la posibilidad a los jefes comunales de llevar adelante un paquete de obras que va a mejorar la calidad de vida de los vecinos".

martes, 26 de julio de 2016

TALLER SOBRE DISCAPACIDAD EN SANTA TERESITA


El taller de reflexión inclusiva sobre "discapacidad, barreras arquitectónicas y sociales", conducido por Hugo Perilli, será este sábado (30), entre las 18 y las 20. Se hará en el salón parroquial de Santa Teresita, Thompson 550.